7 de gener de 2011

¿La web ha muerto, o sólo se transforma?

En una realidad cambiante como la presencia digital, toda empresa debe replantearse cómo mostrarse a sus usuarios/clientes en internet y cuál es la forma más adecuada de dotar de visibilidad a sus productos y servicios.

Se hace imprescindible no dar nada por sentado. Llevar a cabo un análisis permanente de dónde y cómo nos demandan los clientes. Para ello, es preciso estudiar la evolución de sus hábitos y aplicar las medidas correctoras necesarias para mantener viva la interacción y la prestación de sus servicios.

evolucio_web

La web entendida como reflejo de una marca offline ha agotado su sentido, ¿lo tuvo alguna vez? Ya no vale decir “búscanos en internet” y que una vez allí el usuario encuentre lo que ya sabía o el reflejo de la publicidad tradicional. Marc Cortés decía recientemente “lo que ha muerto es la marca como foco de adoración en Internet. Es igual que sea en su propia página web o en su grupo o página en Facebook…"

Los usuarios son cada día más expertos y buscan experiencias mejoradas de interacción que les permitan gestionar la información de acuerdo con sus intereses. Utilizan las redes sociales, los entornos colaborativos, las plataformas de marcadores sociales, los lectores de feeds (RSS), las apps de smartphone (iphone, android…), etc.

En este punto, ¿cuál es el papel que debe jugar el website?

La web se convierte más que nunca en el eje vertebrador de toda estrategia online, en el anclaje digital desde el que nos mostramos en la red. Siempre acorde con los objetivos de cada empresa, con las necesidades de quienes la visitan y las especificidades del producto a promocionar.

En ocasiones, una web corporativa será una tarjeta de presentación con un mensaje breve y concreto, que dé a conocer, que ubique… accesible desde cualquier dispositivo, de fácil manejo para los usuarios, que aporte visibilidad a la empresa y que la posicione como un buen referente en su sector competencial.

En otros casos, el website será una plataforma de venta, de consulta informacional, de ejecución de trámites, de promoción de un servicio… siempre acorde a un propósito, a unas necesidades y con una función específica.

¿Cómo debemos afrontar pues la creación de un nuevo site o la actualización del existente? Sirva de ejemplo la reflexión de Oriol Ferrer en su artículo ¿Debo hacer una versión móvil de mi web?: Se cuestiona ¿El contenido de mi web es útil para los usuarios en movimiento? ¿Los usuarios ya están usando mi web desde el móvil? Y ¿cómo se comportan los usuarios móviles? La respuesta a estas preguntas nos dará la clave para nuestra decisión.

3 comentaris:

Josi Hernansáez ha dit...

Muy clara tu reflexión, en la que estoy totalmente de acuerdo.
Tengo la pregunta, las pyme que están en un momento económico dificil como lo hacen para seguir constantemente invertiendo en la web o similares, para que los consultores le ayuden a utilizar recursos muy económicos pero que no saben utilizar¿?¿?¿ y que además precisan de alguien que sepa comunicar bien (copy) con un diseño adecuado, todo resulta una inversión imposible.
Gracuias Aurora por ayudar con tus artículos.

Aurora Font ha dit...

Gracias, Josi por tu aportación al post. Tienes mucha razón en tu comentario. En parte este razonamiento me indujo esta reflexión.
Hay pequeñas empresas y freelances autónomos con presupuestos muy limitados. Creo que, de una parte, deberían plantearse la presencia digital como una necesidad adaptada a sus negocio, producto y clientes. Y, por otra, como un servicio más que precisa su empresa de igual modo que la imprenta, el marketing, servicios jurídicos o administrativos.
En comparación a estos últimos, Internet tiene la ventaja de la cultura del free y esto pone a su alcance herramientas sin coste o con éste muy bajo. La cuestión es elegir las adecuadas y saber las utilizar. Para ello, están los especialista pero también la formación del personal interno. Lo más importante es analizar y crear la estrategia adecuada que aporte crecimiento y retorno de la inversión.

Juan ha dit...

Genial articulo.

Autoreflexionandome en primera persona, creo que evidentemente las empresas estan empezando a mirar al usuario, intentando averiguar que necesitan o que necesitan encontrar en nuestro website. Durante muchos años, la web se trataba de o bien un gigantesco Portfolio donde poner trabajos y mas trabajos, clientes y mas clientes, y se ha dejado de lado, tanto a lo que el usuario va a experimentar como a lo que pretendia experimentar o encontrar.

Idently, Facebook, dominios .tel, twitter, generadores de blogs automaticos, etc etc,son pequeños puentes que se tienden entre nuestros usuarios (debemos recordar que nosotros tambien somos usuarios) y lo que pretendemos enseñar de nuestra empresa, nuestro cv, nuestra seriedad, nuestra sociabilidad, y nuestro afan por posicionarnos eficientemente en esta malla de contactos y relaciones via byte.

Respecto al tema de las pequeñas empresas que comenta Josi, se trata de apostar, una pequeña empresa debe considerar su presencia en la red, como si se tratase de un papeleo mas, como si se tratase de un impreso. Pero claro eso conlleva una autocritica de lo que son, lo que quieren ser, lo que desean ser, y lo que quieren dar a conocer de ellos. Y eso no es simplemente crear un perfil en facebook, reenviar tweets, etc.

Personalmente estoy a medio camino entre seguir apostando y apostar mas, muchas veces (las mas) no se trata de dinero, si no de simplemente, averiguar, investigar, analizar y en determinadas ocasiones por que no decirlo copiar decisiones y utilizar la experiencia de otros para pegar saltos mayores.

Aurora, mil gracias por todo, y felicitaciones por tu blog, que sigo atentamente desde que me lo recomendo Arantcha.

Publica un comentari a l'entrada